Vacunas y test para frenar al coronavirus

Vacunas y test para frenar al coronavirus

Investigadores del CSIC y el CNIO trabajan en innovadores proyectos desde la comunidad buscando las vacunas y test para frenar al coronavirus hecho en Madrid.

Investigadores de medio mundo trabajan a contrarreloj para poner remedio a la crisis sanitaria desatada por el coronavirus.

En la Comunidad de Madrid, tres innovadores proyectos se han unido a esa carrera con el fin de hallar nuevas vías para contener la pandemia.

Desde los laboratorios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto de Salud Carlos III y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), estudian vacunas.

Bajo el paraguas de un programa financiado por la Fundación laCaixa, estas iniciativas se exhiben clave contra un virus que sólo en nuestro país ya se llevado más de 27.700 vidas.

Mariano Esteban está a la cabeza del proyecto del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, que tiene objetivo desarrollar una ‘doble’ vacuna que pueda establecer una inmunidad efectiva y duradera en el tiempo.

El equipo que dirige trabaja, en la fase preclínica, en una vacuna de amplio espectro, que se centra en los diferentes dominios de las proteínas del coronavirus y que busca frenar el virus aunque éste mute.

«La mayoría sobre las que se está trabajando van dirigidas a una proteína. La forma más eficaz es induciendo una respuesta inmunológica amplia y duradera, tratando de que ésta se induzca en diferentes dominios de proteínas del coronavirus».

Explica Esteban, jefe del Grupo de poxvirus y vacunas de este centro.

Investigación

Por ello, su investigación ha diseñado una estrategia donde han identificado los dominios más conservados en proteínas estructurales que no sufren mutaciones, creando una doble vacuna.

Por una parte, una vector basado en el ARN del virus y, por otra, otro basado en la variante del virus que se utilizó para erradicar la viruela.

Porque una de ellas está enfocada a producir anticuerpos para neutralizar el virus y la otra, para activar los linfocitos que son capaces de localizar y destruir las células infectadas.

En busca de una vacuna, aunque con otro método, también se halla el equipo dirigido por Michael McConnell en el Instituto de Salud Carlos III.

Allí, han probado a combinar múltiples componentes del virus con una novedosa tecnología de ADN que estimula la respuesta inmunitaria.

Sus creadores creen que podría tener una excelente respuesta en la población y un gran potencial para el sector farmacéutico.

Ahora, están trabajando para conseguir la validación preclínica de su prototipo con el Covid-19, así como para establecer un proceso de fabricación.

Fuente: El Mundo

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario