Una nueva forma de comprar fruta

Una nueva forma de comprar fruta

Una nueva forma de comprar fruta, ahora te la venden tus vecinos. Los grupos de consumo son asociaciones de personas, que se ponen en contacto directo con los productores de su zona para comprarles sus productos.

El motivo es encontrar mejor calidad de producto y ecológico, además suele tratarse de personas sensibles al cuidado del medio ambiente y de un comercio que pague precios justos a los productores.

Los grupos de consumo son asociaciones de personas, generalmente vecinos, que se ponen en contacto directo con los productores de su misma zona para comprarles sus productos.

Nacieron en los años 90, pero parece que este modelo de consumo cada día llama la atención a más gente.

Quieren comer más saludable y probar alternativas de consumo más sostenibles y justas con los productores.

Recordar que la verdura nace en la tierra y dar esquinazo al plástico de las estanterías del supermercado.

La fórmula más habitual suele ser una caja cerrada de fruta y verdura semanal o quincenal

Autogestión

Me lo gestiono, me lo compro, me lo guiso y me lo como. Cualquier grupo de consumidores que se ponga en contacto con un agricultor al que compre directamente sus productos se ha convertido en un grupo de consumo.

Son autogestionados, los propios miembros administran y realizan el trabajo. Acuerdan pedidos mínimos con el agricultor y este provee al grupo de un surtido de alimentos con la periodicidad acordada.

La fórmula más habitual suele ser una compra de una caja cerrada de fruta y verdura semanal o quincenal, es decir, un surtido variado de productos de temporada que no se puede modificar.

Ventajas

  • Compras directamente al productor y por tanto ahorras los costes de los intermediarios.
  • El producto pasa por menos manos y eso hace que sea más fresco. Siempre son productos de temporada y generalmente locales.
  • Sabes de dónde viene lo que consumes y pagas un dinero justo al que lo produce. En muchos casos conoces personalmente al agricultor.
  • Algunas fórmulas te ponen todo más fácil y te acercan la compra a un local o incluso a tu casa.

Desventajas

  • Pertenecer a uno de estos grupos implica compartir las tareas, que no siempre terminan de estar bien organizadas.
  • Puede que no satisfagan del todo nuestras necesidades. Si en nuestra localidad, o la huerta que nos sirve, tienen un repertorio limitado en ciertos meses del año, muy poca variedad de frutas y verduras.
  • Los repartos suelen ser solo una vez a la semana y generalmente hay que acercarse a un local a una hora concreta.

También existen tiendas online de productos ecológicos sin intermediarios que sirven a domicilio como Ecojarma y Naturaletha.

Fuente: El Confidencial

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario