Tipos de mascarillas protectoras

Tipos de mascarillas protectoras

Aunque existen varios tipos de mascarillas protectoras, no todas son recomendables para la población, pues las de alta protección, por ejemplo, deberían reservarse para el personal sanitario.

Foto: En orden de izquierda a derecha y de arriba a abajo: una mascarilla quirúrgica, una higiénica, una FFP3 y una FFP2 (Reuters)
Diferentes tipos de mascarillas

Nadie se imaginaba que una pandemia a nivel mundial provocada por un virus iba a poner en cuarentena a medio planeta e iba a fomentar el uso de esta protección hasta llegar al punto del desabastecimiento.

Las pocas personas que salen a la calle lo hacen enfundadas en unos guantes y con la cara oculta bajo una máscara. Las máscaras que se ven en la calle, son variadas.

En términos generales se podría hablar de que existen tres tipos de mascarillas para protegerse en situaciones como la actual, aunque en realidad existen hasta cinco tipologías diferentes:

1- Mascarillas higiénicas o de barrera

Están destinadas, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, a todas aquellas personas sin síntomas que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni filtrantes.

El objetivo de su empleo es intentar reducir el riesgo de transmisión del virus desde la boca y la nariz del usuario no enfermo o asintomático», explica el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCF).

Existen, en este punto, dos tipos de mascarillas higiénicas:

  • Mascarillas higiénicas no reutilizables: son las que se rigen por la especificación UNE 0064-1 y UNE 0064-2, la primera para adultos y la segunda para niños. Son de un solo uso.
  • Mascarillas higiénicas reutilizables: son las que se rigen por la especificación UNE 0065 y existen tanto para adultos como para niños. En este caso, como su propio nombre indica son reutilizables.

Desde el CGCF recuerdan que el uso de cualquier mascarilla «no supone en ningún caso una protección total frente al contagio», dado que ninguna de ellas protege los ojos, otra posible vía de entrada del virus.

2- Mascarillas quirúrgicas

Este otro tipo sirve para evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que la lleva puesta, por lo tanto, se recomienda su uso en personas diagnosticadas con coronavirus.

Estas mascarillas son desechables —de un solo uso— y no son consideradas EPI tampoco, porque no proporcionan un nivel fiable de protección frente a la inhalación de partículas.

Igual que las anteriores, su eficacia no está totalmente establecida cuando se trata de eliminar riesgo de infección.

3- Mascarillas de alta eficacia o autofiltrantes

Estas mascarillas contienen un filtro de micropartículas, gracias al cual protegen al que la lleva puesta frente a la inhalación de determinados contaminantes en el ambiente.

No protegen frente a gases ni vapores. Estas sí que se consideran EPIs, y se clasifican en base a su rendimiento. Tal y como indican las autoridades, utilizadas correctamente «proporcionan un nivel aceptable de protección». 

En función de su rendimiento, tienen un uso recomendado u otro:

  • Mascarillas FFP1: estas tienen una eficacia de filtración mínima del 78%, y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 22%. No se recomiendan para uso médico.
  • Mascarillas FFP2: en este caso la filtración mínima es del 92% , con un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 8%. Según Sanidad, la recomendación es que el personal sanitario que atienda.
  • Mascarillas FFP3: la filtración mínima de este tipo de mascarillas se eleva al 98%. Según las recomendaciones de Sanidad, estas son las mascarillas que debería llevar el personal sanitario.

Este tipo de mascarillas se pueden limpiar, siempre y cuando sean de uso reutilizable: de ser así, llevarán una marca con la letra R, que implica que se pueden usar más de un turno de trabajo.

¿Hay más tipos de mascarillas?

La mascarilla de uso dual es desechable, por lo que no hace falta lavarla ni desinfectarla.

Las mascarillas con filtros de partículas: consideradas EPI aunque no producto sanitario (PS), Estas también son reutilizables, aunque solo se lava y desinfecta lo que es la mascarilla, pero no el filtro.

Fuente: El Confidencial

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario