Los Test de Personalidad como instrumento de selección

Los Test de Personalidad como instrumento de selección

La última tendencia entre las empresas para la selección y gestión de sus candidatos, es realizar un Test de Personalidad.

Se trata de una herramienta que había sido utilizada durante años, pero es actualmente cuando su presencia se está volviendo masiva.

Introducción de los Test de Personalidad en la Empresa

La automatización de los test, nuevas herramientas de análisis de datos y el abaratamiento del software on-line, han reducido los costes de estas pruebas y han mejorado sus prestaciones, popularizando estos servicios.

“Ocho de las diez compañías estadounidenses más grandes recurren a Test de personalidad al seleccionar”.

En 2001 sólo el 26% de las grandes empresas de EEUU recurrían a este tipo de pruebas, mientras que en 2015 este porcentaje se había elevado hasta el 59%, lo que refleja claramente una tendencia progresiva abrumadora.

El problema puede llegarle al candidato en busca de empleo, pues encuentra un nuevo obstáculo que le complicaría su contratación y que se suma a otros aspectos aparecidos en la última década, como registro penal, redes sociales, etc.

Muchos economistas advierten que la proliferación de los Test de personalidad hace más difícil lograr un empleo, especialmente para los jóvenes o los empleados de larga duración, ya que no están dentro de la esfera de la productividad laboral.

Más tiempo para elegir…

“Las empresas están dispuestas a tener más tiempo una vacante disponible, con tal de asegurarse de que eligen un trabajador excelente”.

Se fijan menos en el currículum y/o habilidades adquiridas y más en las capacidades propias, el temperamento o los rasgos personales para el puesto de trabajo; características clave que son las que aseguran una mayor productividad y confiabilidad del empleado.

Así, el tiempo medio para cubrir una vacante alcanzó en 2015 los 46,8 días, muy por encima de los 23 días, máximo alcanzado en la anterior gran expansión de empleo y muy por debajo de los 49,2 días actuales de 2017.

Los Test de personalidad se generaron en los años 40, en grandes universidades y empresas como Oxford y AT&T, sobre todo en la selección de candidatos a profesiones y/o puestos directivos.

Medían si eran personas extrovertidas, ansiosas o posibles traidores. Pero, cayeron en desuso en los 60, después de que numerosos investigadores cuestionaran su uso en defensa de métodos menos fiables.

Renacieron en los años 90, impulsados por los gerentes de las grandes empresas y se empezaron a generalizar en el siglo XXI y hoy día están en pleno auge por su eficacia.

Todo ello gracias a las nuevas herramientas online, que permiten tomar decisiones en minutos en lugar de en meses, como asegura Brian Stern, presidente de una consultora que provee sistemas de evaluación y análisis.

Además hay que sumar la caída de los costes, que permite incluso que las pequeñas empresas puedan recurrir a este tipo de herramientas para identificar de forma correcta a los mejores empleados posibles.

Otra ventaja es que, mientras que en el pasado sólo se podían medir unos pocos rasgos de la personalidad, con los nuevos modelos se expande al permitir incluso evaluaciones personalizadas, según el tipo de vacante y perfil a cubrir.

En un sólo test hoy día se ve, desde las habilidades técnicas y de comunicación, a la compatibilidad con la cultura y política de la empresa, la relación con ciertos trabajadores, la forma eficaz de darles formación, cómo predecir su fidelidad a la empresa, etc.

¿Cómo funcionan?

Furstperson, una empresa que desarrolla este tipo de pruebas, puede descubrir la personalidad de un candidato preguntándole por el grado de acuerdo o desacuerdo con una larga lista de declaraciones como «no me gusta gritar, pero a veces es necesario», o «nunca entendí por qué algunas personas encuentran atractivo el arte abstracto».

«Están diseñados para que los solicitantes no puedan averiguar cuáles son las mejores respuestas para ser contratados».

Otras pruebas no valoran sólo las respuestas sino la cantidad de tiempo que emplean los solicitantes de empleo para contestar, o la cantidad de veces que se desplazan para volver a leer las instrucciones de la prueba, sus dudas, etc.

Aunque no son infalibles. «Las pruebas son un buen indicador, pero hay que advertir que no son perfectas. Hay personas muy volubles que parecen adecuadas sin serlo y otras que si encajan pero no llegan a elegirse», advierte Charles Handler, CEO de Consultora.

Una de las empresas que mejores resultados proporcionan en los últimos 25 años, según los expertos del tema, se encuentra la firma de origen sueco llamada Performia.

Ellos llevan un test super completo y fiable, según lo definen sus propios clientes, ya que Aumenta la productividad del empleado, reduce la conflictividad, mejora el compromiso con las metas de la empresa y gracias a ello, pueden llegar a construir un gran Equipo de Trabajo.

Infografía que muestra las ventajas de realizar este tipo de test para los procesos de selección de una empresa.

Por | 2019-02-05T10:25:41+00:00 11/11/2017|Recursos Humanos|0 Comments

Sobre el autor:

Performia Spain
Performia es una organización internacional, enfocada en ayudarle en los proceso de selección y análisis del personal ya sea nuevo o existente. La meta es proporcionarle a usted un mayor control del área del personal, creando así una organización exitosa con las personas más productivas y de mayor potencial para su actividad.

Dejar un comentario