Un grupo de estudiantes pone en funcionamiento una web para velatorios virtuales ante las restricciones por el coronavirus

Un grupo de estudiantes pone en funcionamiento una web para velatorios virtuales ante las restricciones por el coronavirus

Coincidieron en un maratón de informáticos y se pusieron de acuerdo para poner en marcha una idea: sustituir en la web lo que no se puede hacer físicamente por el confinamiento ante el coronavirus.

Cuando los abrazos para tratar de mitigar el dolor por una pérdida están prácticamente desterrados, las nuevas tecnologías ofrecen una alternativa para proporcionar algo de consuelo a quienes pierden a un ser querido.

Algunas empresas ofrecen desde hace tiempo un servicio de condolencias virtuales para aquellos familiares o amigos que no pueden trasladarse para asistir a un velatorio o a un funeral, una posibilidad que ahora ha quedado totalmente vetada por el estado de alarma consecuencia del coronavirus.

Ahora, estudiantes de la Universidad Complutense y de la de Navarra de distintas disciplinas han creado una web para velar a los difuntos de forma virtual, ante la imposibilidad que tienen sus seres queridos en la actualidad de hacerlo presencialmente debido al estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

Son Álvaro Pascual, Imanol Martínez, Daniel Peláez, Álvaro Ortiz y Héctor Arranz, de los cuales tres de ellos estudian administración y dirección de empresas y los otros dos, ingeniería del software, todos con edades entre 19 y 21 años. Dos son de Lanzarote, uno de Navarra, otro de Madrid y otro de Segovia.

La iniciativa, bajo el nombre Divela.net, ha sido desarrollada durante este pasado fin de semana con motivo del Hackathon virtual organizado por la Comunidad de Madrid “Vence al virus”.

Divela.net permite a una persona que ha sufrido la pérdida de un ser querido crear un velatorio virtual, en forma de web en la que ha de colocar una foto del difunto, sus datos y una frase de recuerdo, de forma que sus conocidos pueden entrar, mostrar sus condolencias y compartir anécdotas vividas con él. Además, una vez cerrada esta especie de chat de allegados, se ofrecerá la posibilidad de crear un libro -bien en físico o un ebook- con el recopilatorio de todo lo aportado por los seres queridos, en forma de álbum de recuerdo.

En un futuro, los jóvenes tienen pensado mejorar las prestaciones para posibilitar la retransmisión vía streaming de la misa oficiada por un sacerdote, a la que no puedan acudir los allegados debido a las normas de restricción con motivo de la pandemia.

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario