El proceso de supervisión, vigilancia y control de Compliance Penal

El proceso de supervisión, vigilancia y control de Compliance Penal

El proceso de supervisión, vigilancia y control del modelo de Compliance Penal establecido por la empresa, es posterior a la implantación del mismo.

supervisión vigilancia y control

Este es el último proceso del modelo de cumplimiento normativo, y se realiza con el fin de analizar constantemente cada una de las medidas implantadas para poder mejorar, corregir o eliminar cualquier cosa, en la medida que la empresa necesite.

La figura del Compliance Officer

Hablar del proceso de supervisión, vigilancia y control de un modelo de Compliance Penal, sería imposible si no identificamos primero a una figura clave, la figura del Compliance Officer.

En España, hasta no hace mucho tiempo, el cumplimiento normativo en el entorno de la empresa era un ámbito prácticamente desconocido, sobretodo en el 99,88% de nuestras empresas, porcentaje perteneciente a las PYMES.

Poco a poco se ha ganado un hueco creciente en el sector empresarial, debido a la alta vulnerabilidad de riesgo de comisión de todo tipo de delitos que tiene la empresa a través de sus trabajadores.

Tras la reforma entrada en vigor el 1 de julio del pasado año 2015, aparece la figura del Compliance Officer como la persona responsable de gestionar la supervisión, vigilancia y control del modelo de cumplimiento normativo.

«El Compliance Officer es la persona responsable de gestionar la supervisión, vigilancia y control del modelo de cumplimiento normativo».

Hoy en día, el Compliance Officer o responsable del cumplimiento normativo es considerado por las empresas que cuentan con él, como una figura fundamental que además de garantizar la seguridad normativa, participa en la toma de cualquier decisión que afecta a la empresa.

¿Cuáles son las funciones que tiene un Compliance Officer?

Pues bien, este integrante de la empresa, es el máximo responsable de la supervisión, vigilancia y control del sistema de Compliance establecido.

Entre las principales funciones que tiene el responsable de cumplimiento, se encuentran las siguientes:

  • Vigilancia de cumplimiento

Es responsable de velar por el cumplimiento de todas las normativas y responder a las solicitudes de información de los organismos reguladores o de los propios trabajadores.

  • Supervisión de los códigos de conducta

Tras el establecimiento de los códigos de conducta voluntarios para los trabajadores de la compañía, el Compliance Officer se encargará del cumplimiento de los mismos y de la supervisión de los propios.

  • Control de los procedimientos internos

Debe buscar la forma de garantizar el cumplimiento del modelo de Compliance interno, siempre alineado con la legislación vigente y las normativas que sean objeto de aplicación.

El Compliance Officer, va a ser el salvavidas de la empresa sobre el que se apoye todo el modelo de cumplimiento normativo, y el responsable, debe responder haciendo que el sistema sea óptimo y efectivo.

Ventajas del  proceso de supervisión, vigilancia y control

Como vemos, el trabajo de la supervisión, vigilancia y control que se le exige a la figura del Compliance Officer, es un trabajo que es bastante complejo, pero a la vez genera una gran aportación de energía interna al modelo de cumplimiento establecido por la compañía.

Si además, analizamos las ventajas que aporta el disponer de este perfil para la compañía, nos encontramos con un sinfín de ellas, que resumimos en las siguientes, aplicadas para los directivos de la empresa y para los propios trabajadores:

  • Directivos

Les estamos aportando una información clave sobre qué actuaciones se llevan a cabo para mejorar el modelo. Qué medidas se están llevando a cabo y cuáles se tienen que poner en marcha. También les aporta tranquilidad ya que representa un gran ahorro de tiempo puesto que antes eran ellos mismos quien dedicaban mucho tiempo a la supervisión del cumplimiento.

  • Empleados

Información actualizada sobre qué políticas corporativas se deben cumplir, aportando novedades que se producen.

En general, estamos involucrando a toda la organización de la empresa, a comprometerse de forma integral al modelo de Compliance Penal que previamente hemos establecido.

Además si acompañamos al Compliance Officer con un software potente como puede ser Compliancers, estamos apoyando más todavía su labor.

El software ayudará al profesional a crear un proceso en virtud del cual se informará a cada empleado o directivo de cualquier variación del modelo de cumplimiento.

A todo este proceso que os explicamos, es a lo que llamamos supervisión, vigilancia y control. Sin este mecanismo sería imposible llevar a cabo el Compliance Penal en la empresa, ya que de otra forma nos costaría una gran aportación de tiempo y dinero.

Rafael Moya Jover del despacho profesional Moya Jover y Asociados, nos explica el quinto, de su serie de seis vídeos, que nos aclaran todo lo que necesitamos saber sobre el Compliance Penal.

 

Por | 2017-12-04T08:53:08+00:00 01/12/2017|Compliance|0 Comments

Sobre el autor:

Moya Jover y Asociados
Se funda en el año 1975. Se especializa desde sus inicios en el área del derecho tributario y es a partir de 1981 que incorpora profesionales de otras áreas del derecho y se transforma en un bufete multidisciplinar con el objetivo de prestar un servicio cualificado a sus clientes en todas las cuestiones jurídicas que pueda plantear su actividad empresarial. Hoy cuenta con 9 profesionales especializados, así como con la colaboración de otros despachos y expertos con los que tiene suscritos convenios de colaboración y de reciprocidad.

Dejar un comentario