San Isidro confinado en Madrid

San Isidro confinado en Madrid

Este año la festividad de San Isidro se vivirá confinado en Madrid, sin chotis, sin rosquillas y sin chulapos en la pradera.

Los madrileños se engalanarán con mantillas para celebrar el día de su patrón desde los balcones y darle un poco de alegría al confinamiento después de más de 60 días en sus casas.

La salud es la principal petición de los madrileños a su patrón cada año y este 2020, en mitad de la pandemia del coronavirus, con más motivo.

Los devotos no podrán acudir este 15 de mayo al manantial de la ermita del santo a recoger el agua de la fuente y tendrán que seguir a través de internet las misas oficiadas por el arzobispo de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid ha reducido este año las fiestas de San Isidro a dos actos muy restringidos y sin público.

Uno en el Palacio de Cibeles, donde el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa pronunciará un discurso en la entrega de la medalla de Honor de San Isidro al pueblo madrileño, y otro en la ermita del santo.

Será la primera vez desde la restauración de las verbenas por Enrique Tierno Galván que no se celebrará San Isidro en la pradera de Carabanchel.

«Habrá que bailar el chotis en casa«, se lamenta José Luis Campos, el presidente la Agrupación de Madrileños y Amigos Los Castizos que nació en el año 1984 y, desde entonces, no se ha perdido una celebración.

El baile madrileño tradicional, que procede del escocés Schottis y que se convirtió en el danza castiza por antonomasia desde 1890, se bailará confinada.

La pradera dejará su emplazamiento físico para pasarse el mundo digital con la iniciativa ‘San Isidro en tu casa‘, que a través del canal de YouTube CarabanchelEnTuCasa retransmitirá a partir de las 10 horas del viernes.

Por su parte, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm) ha creado el juego online ‘Barrios Reunidos’ para que los vecinos compartan sus experiencias de esta cuarentena.

En este juego, disponible del 14 al 28 de mayo, cada jugador podrá colaborar en la creación de un «recetario de cocina colectivo« o una lista con las mejores canciones de la cuarentena.

La tradicional limonada se beberá en los balcones de la calle Ruda, en plena zona de El Rastro, gracias a la tienda de encurtidos ’25 olivas’.

El día de San Isidro repartirán en los portales de la calle un paquete para todos los vecinos con su ración de aceitunas y limonada, en agradecimiento por apoyar su pequeño comercio local.

Pese al confinamiento, las pastelerías de la Comunidad de Madrid confían en igualar la venta de seis millones de rosquillas de San Isidro que lograron en mayo de 2019, según la asociación Asempas.

Fuente: La Vanguardia

Por | 2020-05-14T15:53:50+00:00 14/05/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario