Requisitos mínimos para la atención domiciliaria por coronavirus

Requisitos mínimos para la atención domiciliaria por coronavirus

Según las indicaciones dadas por Sanidad frente al coronavirus, «no es necesario que el paciente viva acompañado si se puede asegurar una asistencia telefónica«.

Eso sí, la vivienda «debe disponer de una estancia con buena ventilación y que pueda ser dedicada de forma específica para el aislamiento del caso, con posibilidad de designar un baño para uso exclusivo del paciente o en su defecto deberá ser limpiado con lejía doméstica tras su uso», tal y como adelantó Redacción Médica.

La disponibilidad en el caso telefónico debe garantizar la comunicación permanente con el personal sanitario. Además, debe haber «un equipo específico en el centro sanitario con capacidad suficiente para hacer el seguimiento del caso, idealmente mediante controles por vía telefónica o visitas presenciales, que posibiliten la atención y seguimiento domiciliario».

Espacio de aislamiento por coronavirus

El paciente que permanezca en aislamiento por coronavirus, explica Sanidad, «deberá permanecer preferiblemente en una estancia o habitación de uso individual o, en caso de que esto no sea posible, en un lugar en el que se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros con el resto de los convivientes. La puerta de la habitación deberá permanecer cerrada».

Si se desplaza a las zonas comunes de la vivienda, «deberá utilizar mascarilla quirúrgica y realizar higiene de manos al salir de la habitación. Se mantendrán bien ventiladas las zonas comunes».

La estancia además, «deberá tener una ventilación adecuada directa a la calle» y el baño debe ser limpiado con lejía doméstica.

Se recomienda disponer de un intercomunicador y en la habitación debe haber un cubo de basura

Es recomendable disponer de un intercomunicador (como los utilizados para la vigilancia de los bebés) para comunicarse con los familiares y en la habitación deberá colocarse un cubo de basura, con tapa de apertura de pedal, y en su interior una bolsa de plástico que cierre herméticamente para los residuos.

«La persona enferma no debe recibir visitas durante el periodo de aislamiento y se recomienda disponer de un registro de entrada y salida diario de personas que accedan a la habitación», detalla la guía.

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario