El Govern plantea que sólo los alumnos mayores de 12 años hagan clases no presenciales en septiembre

El Govern plantea que sólo los alumnos mayores de 12 años hagan clases no presenciales en septiembre

La Generalitat trabaja para reabrir los centros escolares para hacer acompañamiento final a partir del 1 de junio y prevé más gasto para contratar más profesores

El conseller de Educació de la Generalitat, Josep Bargalló, ha dado por hecho que las escuelas volverán a abrir antes del verano, aunque no para retomar las clases habituales, algo que ya estaba previsto.

La Generalitat trabaja para reabrir los centros escolares para hacer acompañamiento final a partir del 1 de junio en aquellos territorios en que las autoridades sanitarias indiquen que puedan pasar a fase 2.

Además, el conseller ha comentado que en septiembre, tanto guarderías como el resto de centros podrán iniciar el curso con normalidad, aunque adaptados a la nueva situación, y ante la fórmula híbrida de clases presenciales telemáticas planteada por el Gobierno, el conseller propone que de 0 a 12 años, todos los alumnos acudan a clase con normalidad, con más aulas habilitadas para asegurar el espacio interpersonal necesario y facilitar la conciliación. De esta forma, la fórmula híbrida se implantaría al alumnado mayor de 12 años.

En una entrevista en Ràdio 4, Bargalló ha resuelto algunas dudas que planean sobre la situación escolar con motivo de la alerta sanitaria. Sobre lo más acuciante, la preinscripción de nuevos alumnos el conseller ha garantizado que las familias las podrán hacer sin problema, incluso de manera presencial, para evitar la posible brecha digital, y que incluso los casales de verano y los campamentos podrán realizarse bajo algunas condiciones.

En cuanto a las guarderías, el dirigente ha admitido que en junio será complicado que puedan reabrir ante las múltiples dudas existentes, pero en septiembre deberán abrir en las condiciones de seguridad que se establezcan.

“las escuelas reabrirán antes del verano”, para acoger alumnos que están terminando una etapa, para el acompañamiento final de cursos

En definitiva, “las escuelas reabrirán antes del verano”, ha informado Bargalló, pero “no será reapertura para clases normales”, ha remarcado, puesto que el curso terminará telemáticamente, pero cuando las autoridades sanitarias digan que se pueden reabrir los centros, se hará para el acompañamiento final de alumnos que están acabando una etapa y a punto de tener el título (4º de ESO, 6º de primaria, ciclos formativos o bachillerato), y también para acoger otros alumnos para tutorías individuales y voluntarias.

Pero en esta apertura de junio, el conseller reconoce que preocupan las condiciones de los primeros cursos de educación infantil porque “las medidas de prevención entre menores de 0 a 6 años “son muy complicadas” a la hora de garantizar la salud de niños y maestros.

En este sentido, Bargall se ha remitido a la reunión interterritorial del próximo jueves con la ministra de Educación donde espera que se traslade un “marco general, con las medidas sanitarias a tomar”.

Para junio, el conseller espera que Educación traslade un marco general con las medidas de seguridad a tomar

“Cuando conozcamos el marco, tomaremos medidas”, ha comentado, si bien también ha apuntado que “deben ser comunitarias”, ha dicho el conseller, en referencia a la posibilidad de establecer un permiso retribuido para uno de los progenitores, como en otros países”.

Para este verano, Bargallo ha afirmado que Educació ha puesto a disposición de las entidades que organizan los casales de verano todas las escuelas e institutos para hacer actividades y también todo el conocimiento para que estas sean “no lectivas, pero más educativas que nunca”.

De cara a septiembre, las clases comenzarán de forma híbrida, pero el conseller plantea que sea sólo para los alumnos mayores de 12 años, mientras que de 0 a 12, se debe garantizar que todos los alumnos vayan siempre al colegio, solucionando así el problema de conciliación que plantea el modelo híbrido.

“Es prioritario poder maximizar los espacios para que los alumnos estén siempre en el colegio”

Para ello, el conseller señala que se trabaja prácticamente colegio por colegio para analizar los espacios disponibles de cada centro con el objetivo de habilitarlos y hacer que las clases vean reducido el número de alumnos y, por tanto, se pueda cumplir con las medidas de seguridad y distanciamiento.

Bargalló ha evidenciado que todo dependerá de los metros cuadrados disponibles y de las condiciones de cada una de las escuelas, pero el objetivo es hacer grupos más reducidos y adaptar horarios para evitar que todo el mundo entre al colegio a la misma hora.

El conseller ha puesto como ejemplo la adaptación de aulas de psicomotricidad, aulas en desuso o incluso bibliotecas para acoger a alumnos. “Se tienen que poder ocupar todos y es prioritario poder maximizar los espacios para que los alumnos estén siempre en el colegio”.

“Si dividimos grupos entonces necesitaremos más profesores”

Según el conseller, en el caso de los alumnos de 0 a 12 años es fundamental tenerlos a todos en el centro por una cuestión de conciliación familiar, mientras que en caso de los alumnos mayores de 12 años son posibles otras soluciones. “Es prioritario tener a todo este alumnado siempre en los colegios” y “si dividimos grupos entonces necesitaremos más profesores”, ha evidenciado.

La necesidad de más personas implicará mayor gasto y al respecto, Bargalló ha recordado la reclamación lanzada este domingo por el president de la Generalitat, Quim Torra, en la última conferencia de presidentes, donde pidió mayor capacidad de gasto para las autonomías.

“Todas las instituciones no tenemos todo el dinero”, ha comentado el conseller, pero “tenemos unas posibilidades de deuda que ahora no nos las puedan impedir”. Estas necesidades de incremento de gasto se deben sufragar con las aportaciones de la UE, del Estado, pero también con una mayor capacidad de aumento de gasto.

Educación quiere un “plan personalizado” para los alumnos que cambian de nivel

La reapertura de los colegios en septiembre implicará grupos más reducidos y adaptando espacios y horarios para evitar, por ejemplo, acumulaciones en las entradas y las salidas de los centros. Además, el transporte se deberá hacer de manera segura.

Abrir las escuelas en junio para los alumnos de final de etapa debe servir para hacer un “plan personalizado” para cada uno en el momento del cambio de nivel, teniendo en cuenta que muchos cambian de centro y de profesorado.

E incluso habrá que introducir un elemento nuevo en el currículo, que es el trabajo de la higiene y la seguridad, que es “fundamental”. “Lo más importante es el trabajo cooperativo”, ha remarcado y ha reconocido que el currículo ha “saltado por los aires” este curso. “Nadie está nervioso por no haber terminado el temario”, ha alegado.

Fuente: La Vanguardia

Por | 2020-05-12T09:32:20+00:00 12/05/2020|Educación|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario