Qué va a pasar con la educación especial

Qué va a pasar con la educación especial

Los padres de niños con necesidades especiales de la plataforma Inclusiva sí, especial también  preguntan a la ministra de Isabel Celaá qué va a pasar con la educación especial.

Yo llevaba unos días con una sensación de picor en la espalda y ahora veo que era la puñalada que nos ha clavado el Gobierno”, comenta a título personal Paco Bescós, padre de una de esas niñas.

Si la ministra de Educación dice que no se cierran estos centros, ¿por qué las plataformas de padres de niños con necesidades especiales aseguran que sí? Un colegio solo puede estar abierto o cerrado, en servicio o parado.

Proponen que todos los niños, independientemente de sus discapacidades, vayan a los mismos centros, y que cada colegio esté dotado de personal cualificado para atender sus necesidades dentro y fuera del aula.

Desde Cermi, consideran que el escenario más inclusivo y justo es una escuela donde puede asistir cualquier niño, sin que su discapacidad sea una razón para enviarlo a un centro diferente o especial.

Como indica el nombre de esta plataforma, estos padres no están pidiendo que se ‘segregue’ a sus hijos, sino que son conscientes de que cada niño es un mundo.

“Nuestros hijos, y muchos otros, necesitan un tipo de atención personalizada que solo los centros de educación especial ofrecen en España. Nos encantaría que la escuela ordinaria pudiera con esto, pero muchas experiencias demuestran que es imposible”, dice Bescós.

«No es segregación, es dar a cada niño la atención que mejor le viene. Solo somos padres tratando de garantizar la educación de nuestros hijos»

La discreta mentira del Gobierno

En plena pandemia de coronavirus, la actividad parlamentaria ha vuelto discretamente. Parecía que esta polémica estaba zanjada, dado que el Gobierno había prometido a la plataforma que no tocaría los centros.

Sin embargo, el Gobierno ha tramitado su ley de educación “casi a escondidas” y hoy termina el plazo para presentar enmiendas. Los padres de la plataforma se han encontrado con que la ley pasa con una disposición adicional.

Isabel Celaá, que ha tachado la protesta como sinsentido, asegura que esta disposición no ordena el cierre de ningún centro especial. Lo dice con el texto en la mano, pero los padres de la plataforma no lo ven así.

«Somos una minoría dentro de una minoría, y lo único que queremos es que nuestros niños reciban el tipo de educación que más los beneficiará»

De acuerdo con la Convención de Personas con Discapacidad de la ONU, se ordena que los centros ordinarios estén dotados de recursos para atender a todos los alumnos con discapacidad.

Las Administraciones educativas continuarán prestando el apoyo necesario a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios.

Y subrayen ahora las palabras “atención muy especializada”, porque ahí está, según la plataforma, la trampa.

Si la mayoría de niños con discapacidad ya asiste a centros ordinarios, ¿a qué se refiere la disposición?

Según Luis Rojo portavoz de Inclusiva SÍ, Especial También, “esta disposición viene a decir con eufemismos y lenguaje ambiguo que en el plazo de 10 años solo podrán optar a centros especiales niños con unas situaciones extremas.

«Viene a decir con eufemismos y lenguaje ambiguo que en 10 años solo podrán optar a centros especiales niños con unas situaciones extremas»

Fuente: El Confidencial

Por | 2020-04-29T18:27:39+00:00 29/04/2020|Educación|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario