Conductores y mozos trabajan a contra reloj para abastecer material sanitario por el coronavirus

Conductores y mozos trabajan a contra reloj para abastecer material sanitario por el coronavirus

Ellos forman parte de los trabajos esenciales durante el estado de alarma por el coronavirus para conseguir abastecer a hospitales y supermercados.

Todo el material sanitario, tan necesario durante la crisis del coronavirus, se lleva a una inmensa nave desde la que se reparte a todo el país. Es una operación de logística compleja y en la que no hay tiempo que perder.

Cada vez que un avión llega de China, se descarga el material sanitario empieza un trabajo contra reloj: la distribución.

Una nave de más de 20.000 metros cuadrados almacenan el material sanitario. Intentan que esté aquí el menor tiempo posible para organizarlo mandarlo a donde realmente lo necesitan.

En estos días han repartido 28 millones de mascarillas y 14 millones de guantes. Aunque también suministran alimentos a los supermercados donde Isabel Cabezas, manager en el almacén de Legaés, señala que «suministramos en menos de 24 horas a cualquier supermercado para que no se quede desabastecido»

Recepcionan los vehículos en dos horas, después organizan y lanzan en menos de dos horas incluso, para llegar a la última fase, cargar los palés en los camiones y comenzar su correspondiente distribución.

De aquí, salen a sus destinos, centros de mayores, hospitales, también de campaña, como IFEMA que reciben ese material gracias a conductores, mozos y carretilleros.

Por | 2020-04-13T11:02:03+00:00 13/04/2020|Transporte terrestre|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario