Los Taxistas vuelven al trabajo en el estado de alarma

Los Taxistas vuelven al trabajo en el estado de alarma

Ayer lunes fue el primer día laborable tras del estado de alarma que decretó el Gobierno el pasado sábado.

Ha sido la jornada más atípica con la que se han encontrado los trabajadores españoles a lo largo de toda su trayectoria profesional.

Un taxi como el de Carlos Luengo, que ayer trabajó todo el día «para ganar 50 euros, y quítale a eso gasolina e impuestos», lamenta.

En una de sus ínfimas carreras, este profesional del volante tuvo que llevar a «un chico al que su empresa había aislado para trabajar en un nuevo edificio. Poco más».

Después, estuvo «cinco horas en el aeropuerto esperando«. Los pocos clientes potenciales que vio «eran turistas que venían a Madrid de las zonas de playa porque se habían ido allí a pasar la cuarentena. Madrid está desierto», asegura.

Al menos me podía ayudar con los 800 euros que se cobran estando de baja, que al final, quitando lo que pago de autónomo, son 450 euros, no es más. Tengo dos hijos y eso me daría para comer y pagar las cuatro cosas básicas. Eso sí, aunque lo estamos pasando mal, nos hemos apuntado a las listas para trasladar a los sanitarios gratis a los hospitales de Madrid«.

Explica el taxista Luengo.

Otro taxista cuenta que ha tenido una jornada similar a la de su compañero. Cuenta que es una ruina. Lleva 20 años de taxista y es la primera vez que ve tan pocos clientes.

«Y eso que mi taxi es de 6 plazas, tiene silla para niños, acceso a silla de ruedas… que al final tienes más posibilidades». La emisora del taxista ha estado todo el día en silencio sepulcral. «Sólo he oído que había un cliente, no he oído más».

Relata el taxista.

Cuando el taxista da estas declaraciones, lleva 4 horas esperando en Barajas. «Tengo compañeros que han estado 14 horas para ingresar 20 euros. Es desesperante».

Ante este panorama, al taxista no le ha quedado más remedio que «ir al banco a sacar el dinero en efectivo para poder comer, y ya, que pase lo que tenga pasar con los recibos».

El taxista conduce con guantes y con una mascarilla que ha conseguido en la farmacia. «Me han cobrado 15 euros por 3, y encima son de las malas«.

Eso sí, asegura el conductor que tiene «mucho tiempo para desinfectar» a fondo el taxi. «Cierres, aperturas, el asiento… lo dejo todo perfecto«.

Por | 2020-04-15T10:42:00+00:00 14/04/2020|Taxis|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario