Los chiringuitos de playa no abrirán este verano

Los chiringuitos de playa no abrirán este verano

Los chiringuitos de playa de Barcelona renuncian a abrir este verano, se avecina un anómalo verano y aún lo será más en las playas de Barcelona, que con toda probabilidad se quedarán huérfanas este año.

Salvo que un improbable acuerdo in extremis con el ayuntamiento lo evite, más del 90% de los operadores han decidido ya renunciar este año a sus concesiones, ante la inviabilidad económica

Los chiringuitos consideran que abrir a media temporada y con restricciones de aforo hace imposible su actividad, teniendo en cuenta los altos cánones que abonan anualmente

Este subsector de la hostelería local lleva meses de pugna con el Ayuntamiento de Barcelona por sus condiciones y las limitaciones contractuales que impone su concesión.

Pero la pandemia ha sido la estocada final para una actividad que suma décadas en primera línea de mar y genera notables ingresos a las arcas municipales.

Y aunque este año podían funcionar desde marzo, el estado de alerta llevó al cierre, apenas recién abiertos, a los pocos que habían adelantado la temporada.

Con más de dos meses inactivos, el colectivo cree que «las actuales condiciones son inasumibles» cuando se pueda operar, la normativa de distancias y aforos hará insostenible el negocio,

Cuenta Israel Flores, presidente de la Asociación de Chiringuitos de Barcelona. 

La decisión de la renuncia, que notificarán al consistorio en los próximos días, va más allá de esta patronal. Tan solo hay un par establecimientos que aún no han decidido qué hacer.

La desaparición este verano de los negocios de la playa, que funcionan por concesión municipal, supondría la pérdida de más de 600 empleos en caso de que el cierre total.

En ese saldo figuran tanto camareros como cocineros, personal de seguridad, oficina, mantenimiento y demás. A los que hay que sumar un centenar de proveedores afectados.

El ayuntamiento ha iniciado ya los trámites para la devolución de la parte  proporcional del periodo en que no se pueda abrir.  Un reembolso que se efectuará mes a mes.

El cierre de los chiringuitos este verano marca un nuevo desencuentro entre la hostelería y el consistorio. El Gremi de Restauració de Barcelona ha reivindicado que se reformulen las concesiones de la playa.

La patronal de los restauradores lleva desde el confinamiento reclamando medidas extraordinarias, que pasan por la flexibilización tributaria. Pero el consistorio da solo ayudas puntuales

Fuente: El Periódico

Por | 2020-04-24T10:01:51+00:00 24/04/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario