Las actividades más y menos seguras

Las actividades más y menos seguras

Con el levantamiento gradual del confinamiento, la gente empieza a salir más a la calle y hay que saber las actividades más y menos seguras.

Ir a un restaurante, ir de compras o  usar el transporte público se han convertido de nuevo en rutinas comunes, en este proceso de desconfinamiento, pero cada una de ellas conlleva diferentes riesgos.

Varios expertos han evaluado lo que hacemos diariamente y dejan una advertencia. Aunque algunas actividades son más seguras que otras, no debemos olvidar nunca el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Los epidemiólogos y los expertos en salud pública han clasificado 11 actividades cotidianas, como ir al médico o cenar fuera, en una escala de uno a cinco, donde uno significa bajo riesgo y cinco alto riesgo.

Este análisis lo ha hecho Reuters y muestra que las actividades más arriesgadas son las que se hacen en el interior, con poca ventilaciónmuchas personas durante largos períodos de tiempo.

Guía del riesgo asociado a algunas de estas actividades

Ir al médico

Es una acción de bajo riesgo. Ir al médico es, por el momento, una de las actividades más seguras, ya que hay muchos protocolos estrictos a seguir, desde los accesos a las salas de espera hasta las consultas.

Llevar a un hijo a jugar con sus amigos

Riesgo bajo a moderado. Si se trata de niños mayores que entienden la importancia de la distancia durante el covid-19, el número de niños es pequeño y el tipo de actividad, es probable que haya riesgo bajo.

Si se trata de niños pequeños, el nivel de riesgo puede aumentar mucho», explica uno de los expertos citados por el diario Público.

Ir de compras

El riesgo es bajo a moderado (calificación media de 2,5). Si la gente entra y sale del espacio sabiendo exactamente lo que está buscando, y todo el mundo lleva una máscarilla, esto se considera una actividad de nivel 2.

Vuelta al trabajo

El riesgo es moderado. Una vez más, se advierte de la necesidad de que los lugares de trabajo funcionen a horas alternas, evitando grandes reuniones de personas.

Es igualmente importante respetar las distancias de seguridad y establecer normas estrictas de higiene y desinfección.

Visitar a un pariente anciano

El riesgo es moderado. Cualquier persona que tenga contacto con un número restringido de personas, y no tenga síntomas, puede visitar a un pariente mayor, preferiblemente al aire libre.

Ir a un restaurante

El riesgo es moderado. Es menos arriesgado comer en la terraza que dentro.

Pero los niveles de riesgo, como explican los expertos, siguen dependiendo de con quién se esté, si se está con la familia, con quién se está expuesto diariamente o con contactos externos.

También cuenta la distancia de las mesas, cuánta gente hay en el restaurante, y si los camareros y cocineros llevan mascarillas.

Dejar a tus hijos en un campamento de verano

El riesgo es alto. Las actividades que se suelen practicar, desde el senderismo, las comidas en grupo o las literas, son formas eficaces de propagar el virus, por lo que estas actividades implican un mayor riesgo.

Coger el transporte público

Alto riesgo. Lo ideal es usar guantes y mascarilla, evitando los vagones o autobuses muy llenos.

Abrir las ventanas de los autobuses es otro consejo de los especialistas para aquellos que incluso tienen que usar el transporte público para desplazarse, es decir, para ir a trabajar.

Fuente: Idealista

Por | 2020-06-25T08:58:18+00:00 24/06/2020|Sin categoría|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario