La temporada veraniega más incierta

La temporada veraniega más incierta

El turismo de la naturaleza ofrece el primer rayo de luz en la temporada veraniega más incierta. A medida que avanzan las fases de desescalada, el turismo rural y de naturaleza coge fuerza. 

Ahora se ha convertido en un verdadero balón de oxígeno para gran parte de la población española que no quiere renunciar a unos días de vacaciones, más deseadas y necesitadas que otros años.

Son los turistas rurales de siempre y otros muchos que han cambiado sus preferencias debido a la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia en los próximos meses de verano y las medidas que se irán adoptando.

Pero tienen claro unas preferencias: huyen de la masificación, buscan el aislamiento, no quieren desplazarse lejos de su residencia habitual, desean salir al aire libre y una oferta al alcance del bolsillo.

Plataformas como EscapadaRural Clubrural ya confirman la reactivación de este tipo de turismo. La primera registró, en la semana del 29 de abril al 5 de mayo, un gran aumento del tráfico y de las pre-reservas

Antes las reservas estaban paralizadas y después, cuando se han ido dando a conocer las fases de la desescalada, han ascendido notablemente: un 278% más que en las tres semanas anteriores.

Esa flexibilidad va acompañada por un nuevo protocolo de medidas para reducir el contagio del Covid-19 para alojamientos rurales, elaborado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE).

Protocolo

Se recogen todo tipo de actuaciones sanitarias, higiénicas, de limpieza… desde la dispensación de líquido desinfectante, garantizar la distancia de seguridad… hasta evitar el saludo con contacto físico.

La aplicación de ese protocolo requerirá mayor inversión. Los alojamientos están mentalizados en la implantación de la normativa y pautas para evitar posibles situaciones de riesgos.

Tenemos que hacer frente a una situación que exige más gasto y trabajo», reconoce Francisco Parra. Y es aquí donde el sector reclama el apoyo de las administraciones para salir adelante.

«Buscan casas con piscinas para alquiler íntegramente y por grupos. Lo que más reserva tiene ahora mismo son casas con capacidad para once o más personas», cuenta Henar Gómez de Clubrural

En conclusión, así será la temporada veraniega más incierta. Las mayores oportunidades las tendrán alojamientos rurales relativamente aislados y no mal comunicados, con infraestructura, buena higiene y salubridad.

Fuente: ABC

Por | 2020-05-19T16:28:39+00:00 19/05/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario