La primera vacuna experimental contra la covid-19

La primera vacuna experimental contra la covid-19

La primera vacuna experimental contra la covid-19 ensayada en humanos muestra resultados prometedores y ha sido desarrollada en tiempo récord por la empresa estadounidense Moderna.

El prototipo ha generado en los ocho primeros participantes unos niveles de anticuerpos neutralizantes, similares o mayores que los de la sangre de los pacientes que han superado la enfermedad.

La empresa, ha informado también de que su vacuna experimental ha proporcionado protección completa frente a la multiplicación del virus en pulmones de ratones vacunados y después infectados.

Tras estas primeras pruebas con animales y un grupo de personas, las autoridades estadounidenses han autorizado un ensayo en fase 2 con 600 voluntarios sanos para afinar la dosis.

Si todo va bien, la empresa pretende comenzar en julio la fase 3: un ensayo con miles de personas para demostrar la seguridad y la eficacia.

Los resultados son muy prometedores. Vamos rápidamente a fases 2 y 3. Estamos muy en marcha para tener una vacuna a finales de este año en EE UU y espero que en la primera parte de 2021 en otros países.

Estamos muy motivados y orgullosos de, humildemente, seguir teniendo la oportunidad de ser la primera vacuna contra la covid-19.

Explica el farmacéutico español Juan Andrés, director técnico de Moderna.

¿Cómo funciona una vacuna de ARN?

Una vacuna consiste en introducir en el cuerpo humano un agente que se asemeje al virus para que el organismo genere anticuerpos y sea capaz de defenderse de la infección.

Esta vacuna se basa en utilizar el ARN del virus SARS-CoV-2. Se crea un ARN mensajero que ordena a la célula producir la proteína de la espícula y se introduce en las células humanas.

Las células comienzan a generar proteínas. El sistema inmunológico envía anticuerpos para identificar y atacar a esas proteínas.

Así, cuando el virus real entre en el organismo, los anticuerpos identifican la proteína de la espícula y destruyen el virus.

La cuestión con las vacunas en las pandemias, es la cantidad que logras tener disponible para los grupos de riesgo, sobre todo los ancianos y la gente que está en la primera línea de batalla en los hospitales.

La Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédicos Avanzados (BARDA) de EE UU ha comprometido 483 millones de dólares para financiar el desarrollo de la vacuna experimental de Moderna.

El 16 de marzo se iniciaron los ensayos clínicos en humanos, pulverizando todos los récords anteriores.

El prototipo de la farmacéutica no es la única vacuna experimental de ARN, una tecnología que, si se confirma su eficacia y seguridad, facilitaría la producción rápida y masiva de dosis.

Fuente: El País

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario