La primavera más negra

La primavera más negra

La perspectiva de que todavía no se aviste una fecha para volver a levantar la persiana de los bares, es la que ceba día tras día esa gigantesca sombra gris, en la primavera más negra.

“Esto es un drama muy grande”, asegura John Pallarès Crawford, propietario del Restaurante La Clota del puerto de L’Escala (Girona), en la Costa Brava.

Su negocio se encuadra en el sector de temporada, que en este caso comprende desde la Semana Santa hasta octubre. Si las previsiones iniciales de reapertura del Gobierno se cumplen, su persiana no se moverá.

Su lamento, muy extendido en el sector, reclama ayudas especiales para paliar una situación dramática en muchos casos. “Para tener 20.000 euros de beneficio hemos tenido que pagar casi 45.000″ – exclama John.

Pequeños negocios

Tan diverso en su concepción empresarial como heterogéneo en su ejecución con los fogones, ni los restaurantes con pedigrí cotizan al alza en seguridad ante semejante escenario, ante la primavera más negra.

DE MAMPARAS A EXPENDEDORES DE GUANTES

A pesar de que no exista una fecha concreta para la reapertura de los bares y restaurantes, ni de que se haya desarrollado un listado de medidas de seguridad obligatorias para que este se lleve a cabo.

Citric Consultores han elaborado un listado con las posibles exigencias a las que podrían enfrentarse los negocios de restauración una vez se permita su regreso a la actividad:

  • Los locales deberán reducir su aforo (probablemente en un 40%) y establecer una distancia mínima entre las mesas de un metro y medio.
  • Además deberán de colocarse mamparas separadoras de metacrilato (las más caras alcanzan los 600 euros).
  • Se tendrán que colocar expendedores de guantes de un solo uso y jabón desinfectante.
  • Se exigirá la utilización de mascarillas para todo el personal, y se deberán entregar a todos los clientes que lo soliciten.
  • Se realizarán controles semanales a la plantilla para garantizar que ningún empleado padece la enfermedad.
  • Se instalarán lectores QR que certifiquen el “pasaporte serológico” de empleados y clientes.
  • También se instalarán cámaras que realicen tomas de temperatura para todos aquellos que vayan a acceder al local.

Fuente: El País

Por | 2020-04-27T17:03:39+00:00 27/04/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario