El impactante experimento que demuestra cómo se propagan los gérmenes en un restaurante en apenas 30 minutos

El impactante experimento que demuestra cómo se propagan los gérmenes en un restaurante en apenas 30 minutos

A partir de este lunes,y después de cumplir con los criterios del Ministerio de Sanidad para poder seguir adelantela mitad de la población española accede a la Fase 1 de cara a la «nueva normalidad». Un nuevo escenario que provoca, entre otras cosas, la reapertura de bares y restaurantes, que podrán volver a prestar servicio con sus terrazas en un 50% de su aforo y con las mesas separadas para mantener la distancia de seguridad.

Por esa misma razón, y dado que la sociedad vuelve a las terrazas tras dos meses confinados, se considera indispensable extremar las medidas de higiene para evitar un repunte en el número de nuevos contagios. No solo por parte de los empleados de los establecimientos, quienes deberán desinfectar las mesas antes de cualquier servicio, sino también por parte de los clientes del mismo.

Así se propaga la enfermedad en un restaurante

Para demostrar la facilidad con la que se pueden propagar enfermedades como la COVID-19, la cadena de televisión japonesa NHK ha llevado a cabo un experimento en el que ha simulado un servicio de buffet en un crucero con 10 personas. Un escenario en el que podemos encontrar a nueve personas sin ningún tipo de patología y un décimo comensal que simula haber sido infectado por la enfermedad.

Nada más sentarse a comer, el comensal «infectado» opta por estornudarse en la mano. Una vez hecho esto, los responsables del experimento le aplican una sustancia inocua conocida como Glo Germ sobre la superficie «infectada» para analizar cómo se propaga la enfermedad. A continuación, la velada sigue su curso habitual y los comensales disfrutan de un servicio de buffet gratuito de 30 minutos. 

Así se ha propagado la enfermedad en apenas 30 minutos

Tras concluir la prueba, los responsables del proyecto deciden encender una la luz negra para descubrir lo lejos que ha llegado la enfermedad. A pesar de que los participantes se han lavado las manos constantemente a lo largo de la velada, y que el servicio de camareros tenía órdenes expresas de llevar a cabo acciones que minimizaran el riesgo, todos acabaron infectados por la «enfermedad». 

Tal y como explican los investigadores, la pintura se extendió a las manos de todos los participantes e incluso a la cara de tres de ellos, quienes contaban con restos de pintura en la boca, en la nariz y otras partes de la cara. Después de analizar cómo se había propagado la «enfermedad», los investigadores descubrieron que el foco inicial partía de la tapa del recipiente que contenía la comida. También de las pinzas que separaban la comida y el asa del recipiente de bebida, principales focos de infección.

Por todo ello, recuerda cumplir estrictamente con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para propagar la enfermedad. Asegúrate de no acudir a ningún bar o restaurante en caso de que tengas algún síntoma y, en caso de que lo hagas, extrema precauciones tanto para evitar posibles contagios como para propagar la enfermedad.

Fuente: Cadena SER

Por | 2020-05-13T08:57:20+00:00 13/05/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario