La nueva ‘Ley del Pan’ entra en vigor para poner fin al gato por liebre

La nueva ‘Ley del Pan’ entra en vigor para poner fin al gato por liebre

La Ley del Pan ya es una realidad en España. Han tenido que pasar muchos años y hasta un cambio de siglo para que uno de los sustentos alimentarios de la sociedad cuente con el reconocimiento que merece. Tanto el pan como el trabajo de sus profesionales. En Rosetta Advisor, tu buscados de despachos profesionales especializados en la Pyme, desgranamos esta nueva Ley del Pan en el siguiente artículo.

El pasado y el presente

El Real Decreto 308/2019, popularmente conocido como ley del pan, entró en vigor el pasado 1 de julio de 2019. Se trata de una normativa que sustituye a que hasta ahora estaba vigente, y que databa de 1984, una normativa completamente obsoleta, plagada de vacíos legales y que permitía que, en demasiadas ocasiones, el consumidor recibiera gato por liebre en materia de panes.

La nueva ley del pan delimita tipos y definiciones, todo ello con el fin de impedir que, por ejemplo, se sigan vendiendo como pan integral, de centeno o de masa madre, panes que en realidad no lo son. El reto es, pues, que el consumidor tenga más seguridad y mayores garantías respecto al producto que compra.

Nuevos porcentajes en el IVA

Desmenuzando la nueva ley, de entrada esta amplía la definición de pan común, cuyo IVA se sitúa en el 4%. El pan común incluye ahora a panes elaborados con otras harinas distintas a las de trigo (integrales, salvados o bajo contenido en sal), que antes se gravaban con el 10% de IVA. Siguiendo con el pan común, también se establece un límite en la cantidad de sal que se puede emplear, y se determina que el límite máximo del contenido en sal será obligatorio a partir de abril de 2022.

En cuanto al pan integral, los requisitos para considerarlo como tal son más rigurosos. Así, es obligatorio que el 100% de la harina utilizada sea integral. Los panes que no se sitúan en ese 100%, deben indicar el porcentaje en el etiquetado.

Siguiendo con las definiciones, la del pan multicereal dice que es el que se elabora con tres o más harinas, cada una de las cuales estará en una proporción mínima del 10%, mientras que las harinas procedentes de cereales no podrán suponer menos del 30% de la mezcla total.

Por lo que respecta a la masa madre, queda definida como la masa activa compuesta por harina de trigo u otro cereal o mezcla de ellas, y agua, con o sin adición de sal, sometida a una fermentación acidificante cuya función es asegurar la fermentación de la masa del pan.

Finalmente, en cuanto a la elaboración artesana del pan, la definición dice que en ella “debe primar” el factor humano frente al mecánico y se especifican los requisitos, mientras que la denominación pan de leña o de horno de leña sólo podrá utilizarse con panes cocidos íntegramente en un horno que use como único combustible la leña.

Objetivos

Esta ley pretende sentar un precedente legal en las normas de calidad de los alimentos, al introducir una fiscalidad positiva y garantizar que los ciudadanos adquieran productos de calidad perfectamente caracterizados y etiquetados. No obstante, son muchos los detractores, entre lo que se encuentra a gran parte de los profesionales del sector, pues consideran que, todavía, hay carencias.

Dejar un comentario