La guerra de la app de rastreo del virus, una vigilancia sin precedentes

La guerra de la app de rastreo del virus, una vigilancia sin precedentes

Instituciones de 27 países han publicado una carta este lunes para advertir sobre el peligro de una app centralizada de rastreo de contagios:

“Estamos preocupados de que algunas soluciones a esta crisis que permitan una vigilancia masiva sin precedentes de la sociedad”.

Este temor llevaría a que menos gente se la descargase o empleara, lo que convertiría ese esfuerzo en inútil.

La carta llega en una batalla entre Gobiernos europeos por la app que se utilice para superar la crisis.

La solución tecnológica para el día que salgamos a la calle es una app que ayude a rastrear contagios. Un gran problema del coronavirus ha sido la capacidad para contagiar de los afectados sin síntomas.

La app permitiría saber con quién ha estado una persona que luego resulta positivo. Funciona mediante bluetooth: nuestros teléfonos se enviarían y recibirían códigos cada pocos minutos.

Si alguien resulta infectado, al confirmarse su positivo, el sistema permitiría advertir a quienes han estado cerca en los últimos días para que hagan cuarentena.

Este sistema tiene básicamente dos formatos: centralizado y descentralizado:

  • En el centralizado, las autoridades pueden rastrear identidades, con lo que hay que confiar en que solo lo usen para combatir la Covid-19.
  • En el descentralizado, las operaciones más importantes ocurren en el móvil, al que tienen acceso solo los usuarios.

El viernes 10 de abril Apple y Google dieron a conocer su trabajo para ayudar con el rastreo de contagios. Su esfuerzo iba a ir en la dirección de DP-3T, es decir hacia un modelo descentralizado.

La versión ROBERT pretende que los códigos presuntamente anonimizados los den las autoridades, lo que es una contradicción sin resolver.

En la propuesta descentralizada, que siguen Apple y Google, esos códigos se crearían en el teléfono, con lo que nadie sabría a quién pertenecen.

Desde la propuesta ROBERT dicen en cambio que esos códigos los tendrán igualmente Apple y Google.

En resumen, si Apple no permite que los códigos no se creen localmente en el móvil, ROBERT tiene un problema grave. Su sistema operativo no permite usar bluetooth “por detrás”, cuando el teléfono no está activo.

Los gobiernos están en presuntas conversaciones con Apple para resolverlo. Por ahora, sin respuesta.

Ver imagen en Twitter
La guerra de app de rastreo del virus, en debate.

La guerra de la app de rastreo está servida. Algunos gobiernos creen que no pueden dejar escapar focos de contagios y deben ser los primeros en saber los posibles contagiados.

Los epidemiólogos vinculados a DP-3T creen que es suficiente con que la gente sepa su peligro y actúe en consecuencia.

Una de las metas de estas apps debe ser el respeto a la privacidad.

“Lo más importante es que se respeten los derechos fundamentales de los ciudadanos, y que el impacto en la sociedad del uso de la app sea positivo a través de un sistema descentralizado”.

Manuela Battaglini, abogada experta en privacidad.

Fuente: El País

Por | 2020-04-21T17:13:55+00:00 21/04/2020|Otros servicios|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario