La ayuda para cambiar de coche

La ayuda para cambiar de coche

La ayuda para cambiar de coche será de entre 800 y 5.500 euros y se puede pedir desde ya. El plan integral de apoyo del Gobierno al automóvil destinará un total de 3.750 millones a reforzar el sector.

De esa cantidad, 250 millones se destinarán específicamente a un programa para la renovación del parque del que se pueden beneficiar particulares, autónomos y empresas.

Se podrá comprar un vehículo nuevo (turismo o furgoneta ligera) con independencia de su tecnología diésel, gasolina, de gas, híbrido, eléctrico o de pila de combustible.

Las subvenciones podrán pedirse desde este martes 16 de junio de 2020, ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del plan.

Programa

Para acogerse al programa, habrá que enviar al desguace un coche con al menos de 10 añosEl modelo que se compra debe tener unas emisiones de CO2 inferiores a los 120 gramos por kilómetro.

Tiene que tener etiqueta de eficiencia energética A o B (las concede el IDAE y las puede consultar aquí), y C, ECO o CERO de la DGT. 

Su precio no puede superar los 35.000 euros para los turismos, aunque sube hasta los 45.000 euros si se trata de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta CERO.

Además, se permitirá la adquisición de vehículos usados que han sido matriculados ya por los concesionarios. Es decir, los famosos km 0.

La medida pretende ayudar a que los vendedores alivien su excedente de coches sin vender (unos 200.000) por el tiempo que han estado cerrados; y por el desplome del mercado una vez que se han abierto.

Ayudas

En función del nivel de emisiones del coche, las ayudas oficiales para un particular o un autónomo, oscila entre los 400 euros y los 4.000 euros (caso de un modelo de etiqueta CERO).

Las marcas están obligadas a hacer un descuento adicional por el mismo importe, salvo en los modelos eléctricos, eléctricos de autonomía extendida, de pila de combustible e híbridos con más de 40 km de autonomía eléctrica.

En este caso, el fabricante descontará solo 1.000 euros extras. Es decir, que cualquier comprador privado o autónomo podrá recibir, como máximo, una subvención de entre 800 y 5.000 euros.

Si el coche que se achatarra tiene más de 20 años; si el comprador tiene movilidad reducida, o si pertenece a un hogar con unos ingresos mensuales inferiores a los 1.500 euros, la subvención se amplía con 500 euros más.

El plan también ofrece ayudas a las pymes y a las grandes empresas, aunque con cantidades inferiores en cuanto a la parte estatal: entre 300 y 3.200 euros.

Fuente: El Mundo

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario