Extinción de Contratos por Jubilación del Empresario

Extinción de Contratos por Jubilación del Empresario

Una de las consecuencias inmediatas tras la jubilación de un empresario, es la extinción de los contratos de trabajo vigentes.

extinción

Al conocer esta situación los trabajadores, empiezan a surgir las dudas acerca de su situación, dudas que en este artículo resolvemos.

Regulación de la normativa vigente

El artículo 49.1 del Estatuto de los Trabajadores, regula en su apartado g) el supuesto de extinción del contrato de trabajo por jubilación del empresario.

Se trata de un supuesto de causa extintiva ajena a la voluntad del empresario, ya que nos encontramos ante una situación sobrevenida que imposibilita la continuidad de la actividad empresarial.

Indemnización por extinción del contrato

El trabajador tendrá derecho al abono de una cantidad equivalente a un sólo mes de salario independientemente de los años trabajados, en lugar de las indemnizaciones previstas para el despido improcedente o por causas objetivas que dependen de la antigüedad del trabajador.

Requisitos para conseguir las extinciones

Por tanto, la extinción del contrato de trabajo por causa de jubilación del empresario debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Jubilación

Es requisito imprescindible que haya tenido lugar la jubilación del empresario.

  • Extinción del negocio

Que se haya producido como consecuencia de la jubilación, la extinción del negocio o cese de la actividad empresarial y nunca su traspaso.

  • Jubilación motivo de cese

Que este cierre o cese de la actividad provocada por la jubilación, sea la causa de extinción del contrato, es decir, tiene que haber una existencia de relación de causalidad entre la jubilación y el cese, de un lado y la extinción del contrato de otro.

Excepciones en el Régimen de la Seguridad Social

En los casos previstos en el régimen de la Seguridad Social, la extinción del contrato de trabajo por jubilación del empresario requiere de:

  • Edad mínima

Que el empresario tenga la edad mínima fijada por la Ley para acceder a la jubilación.

  • Cese de todas las actividades.

Puede darse la situación de que el empresario este activo bajo una pluriactividad, en cuyo caso, es necesario que se produzca el cese de todas ellas.

Si, por ejemplo, el empresario cesa en la actividad privada, manteniéndose en alta en la actividad pública, no es posible entender concurrente la causa que posibilita la extinción de la relación contractual según el precepto analizado, pues no tiene su causa en la jubilación propiamente dicha, sino en la conveniencia del empresario.

Como siempre os decimos, el conocimiento de la normativa y la buena interpretación de la misma es vital para conseguir que los derechos y obligaciones, tanto del empresario como de los trabajadores sean cumplidos. Es por este motivo que necesitas contar con un asesor especializado para tu ayuda.

Gema González Porras, del despacho profesional Agüera y Fuentes, nos explica todo sobre la extinción de los contratos de trabajo tras la jubilación del empresario.

Por | 2017-12-19T08:07:38+00:00 18/12/2017|Laboral|0 Comments

Sobre el autor:

Aguera&Fuentes Abogados
En nuestro Bufete somos conscientes del esfuerzo que por parte de todos hay que hacer para acercamos a la excelencia en el trabajo, y que dicha excelencia, más que ser una cuestión inalcanzable, se nos presenta como un camino largo pero apasionante, de desarrollo personal de cada miembro del despacho al servicio de los demás, en concreto al servicio de nuestros clientes.

Dejar un comentario