El turismo afronta el peor año de su historia

El turismo afronta el peor año de su historia

El sector perderá 92.500 millones de euros este año por el impacto del coronavirus.

 El turismo vivirá el peor verano si no se produce un milagro. El turismo se muere ante los efectos del coronavirus, provocando la crisis más grave del sector de toda su historia.

En pleno confinamiento y sin certidumbre alguna sobre cuándo podrán abrirse los establecimientos hosteleros, las únicas certezas son que en 2020 no se repetirá un récord de turistas internacionales a las playas españolas 

Las previsiones son demoledoras. Tras dejar de ingresar los 18.000 millones de euros de la Semana Santa, puede que las pérdidas alcancen 55.000 millones de euros.

“Mientras no haya una vacuna contra el coronavirus, el turismo va a estar muy tocado. Y para conseguirla se necesita un año, con lo que hasta noviembre, diciembre o enero el negocio no podrá empezar a recuperarse”, vaticina.

El turismo vivirá una pesadilla este verano si no se produce un milagro. 

La locomotora económica nacional, que aporta un 12,3% del PIB, ha sido la primera en sufrir el zarpazo de la covid-19, con las restricciones de la movilidad y el cierre de las fronteras.

El sector turístico será el último en abandonar el calvario y comenzar a remontar cuando se levante el estado de alarma, posiblemente en mayo.

“El turismo y las líneas aéreas son los negocios más afectados de todos por la pandemia y los más perjudicados tanto en la fase de confinamiento como después y, en términos macroeconómicos, los que explican en parte que no vaya a haber recuperación en forma de V”.

Indica Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas, que prevé un desplome del 58% del consumo final de no residentes.

La vuelta a la actividad tardará.

No hay más que ver las estimaciones que los Gobiernos de Baleares y Canarias han hecho para 2020, las más dependientes del turismo internacional, pronostican desplomes en su PIB superiores al 30%.

Según Exceltur, en julio y agosto podría activarse entre el 50% y el 60% de la demanda nacional, además de algunos visitantes franceses y portugueses que se desplacen en sus vehículos.

En este escenario, Baleares será la comunidad más afectada por el virus (perderá el 80% de los ingresos del año pasado), de hecho, muchos hosteleros se plantean abrir en la temporada de 2021; seguida de Cataluña (65%), Madrid (58%), Canarias y Andalucía (57%).

Mientras no haya test sanitarios masivos tanto en origen como en destino cuando se abran las fronteras, la reactivación de los viajes de larga distancia va a ser una quimera.

Además, hay que tener en cuenta el recelo de los turistas extranjeros hacia España, uno de los países con mayor tasa de contagio y mortalidad por la covid-19. El impacto en su imagen va a ser grave.

Fuente: El País

Por | 2020-04-21T16:41:18+00:00 21/04/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario