El camarero robot ya tiene nombre

El camarero robot ya tiene nombre

El robot camarero ya tiene nombre, El gitano loco que sirve cañas desde el pasado lunes en un céntrico local de Sevilla, ha causado sensación.

El robot ha sido creado por la empresa sevillana Macco, tira una caña y la ofrece al cliente en vaso de plástico, evitando así cualquier contacto con otra persona.

El modelo Food Cart, nombre de este carrito con barriles de cerveza, consta de un grifo y el brazo mecánico que coge el vaso, lo coloca con su debida inclinación en el tirador y lo entrega en una pequeña plataforma.

“Lo vimos en una feria hace unos meses y nos interesó porque aquí tenemos días en los que la demanda crece muchísimo.

En esos días, en hora punta, puede haber hasta 12 camareros trabajando y aun así los clientes tienen que hacer cola para ser atendidos”,

Ha explicado este miércoles Ana Cabeza, fundadora junto a su marido Alberto Martínez, de la cadena de establecimientos La Gitana Loca

El local situado en la Cuesta del Rosario, muy cerca del Ayuntamiento, ha sido el primero en fichar a este incansable camarero, aunque de momento no tiene mucha tarea.

En la fase 1 del estado de alarma, en la que media España entró el pasado lunes, los establecimientos solo pueden ofrecer a sus clientes la mitad de las mesas que tengan autorizadas en la terraza. En este caso, tres.

“Teníamos pensado usarlo como un complemento, nunca para sustituir a los camareros, pero ha coincidido con la crisis y se trata de evitar el contacto con otras personas, es el método perfecto” – ha añadido Cabeza

El economista húngaro Zolean Csefalvay, que trabaja en Sevilla en el Centro Común de Investigación de la Unión Europea, es uno de los que se ha pasado este miércoles por La Gitana Loca para ver trabajar al autómata.

“Este es el futuro, precisamente en estos tiempos en los que necesitamos facilitar el distanciamiento. Yo también trabajo con robotización, aunque en otro campo, y tenía curiosidad”.

Ha apuntado el economista cerveza en mano.

De momento, los clientes tienen que pagar en la barra y la camarera acciona el brazo por control remoto; pero el Food Cart cuenta con una pantalla táctil que lo hace completamente autónomo.

La pantalla tiene un lector que escanea el DNI para asegurarse de que el cliente es mayor de edad y puede consumir alcohol, después la persona teclea el número de cañas que quiere y paga con la tarjeta.

“Esta semana está siendo impresionante. En dos días hemos recibido un centenar de peticiones del brazo robótico de locales de toda España y también algunos para Italia y varios países de Latinoamérica”,

Ha comentado Manuel Andrade, responsable de marketing de Macco

La empresa, creada por el ingeniero sevillano Víctor Martín, debe su nombre a Macco, el primer robot camarero que diseñó y presentó en la feria FiturTech en 2014.

Fuente: El País

Por | 2020-05-19T12:49:10+00:00 19/05/2020|Hostelería|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario