El ozono no sirve como desinfectante para el virus

El ozono no sirve como desinfectante para el virus

El ozono ha aparecido estos días como la panacea para evitar la propagación del SARS-CoV-2 en oficinas, vehículos, y todo tipo de alojamientos pero no sirve como desinfectante para el virus de la Covid-19.

De hecho, el Ministerio de Industria publicó un documento en el que da recomendaciones para la desinfección de alojamientos rurales, y entre las que se encuentra desinfectar las toallas con este gas.

Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica publicaba el 13 de mayo una nota informativa en la decía que “está permitido comercializar ozono como desinfectante siempre que se ajuste a la normativa en vigor.

Efectividad

No hay ningún estudio que avale que es efectivo contra el SARS-CoV-2, sólo para higienizar agua y eliminar olores

El problema es que no está registrado como desinfectante, pero tampoco está prohibido.

En opinión de Quim Sendra, presidente de la Associació d’Empreses de Desinfecció i Control de Plagues de Catalunya,

Pero según Xavier Abad, jefe de la Unidad de Biocontención en IRTA-CReSA y profesor asociado de la UAB, “ahora mismo, los que digan que el ozono funciona contra la Covid-19 están mintiendo«.

Toxicidad

Para usarlo como desinfectante hay que usar una dosis de 20 ppm, y a pertir de 0,5 ppm ya es tóxico para las personas.

“Su eficacia solo está comprobada en la desinfección de agua de piscinas, residuales y para la eliminación de olores”, dice Sendra.

Este gas “es un oxidante que destruye la materia orgánica, pero no hay ningún estudio que demuestre que es efectivo contra el virus de la Covid-19”, afirman dos investigadores del IQS-Universitat Ramon Llull.

Para ser efectivo, el ozono tiene que ser usado en una concentración de 20 ppm (partes por millón) y con una humedad relativa del 80%, pero para los seres humanos ya es tóxico a 0,5 ppm.

“Puede provocar inflamación pulmonar y puede contribuir a que se produzcan mutaciones del virus”, explican desde el IQS-URL.

Y es caro de producir, ya que el ozono se produce in situ, en el mismo lugar donde se aplica.

Peligroso para el medio ambiente

Es un poderoso contaminante y su liberación incontrolada puede suponer un riesgo

Y es que uno de los riesgos de la generalización del uso de este gas, puesto que es un contaminante, es que su liberación incontrolada acaba siendo perjudicial para el medio ambiente.

Fuente: La Vanguardia

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario