Así ha diseñado el Ministerio el próximo curso escolar

Así ha diseñado el Ministerio el próximo curso escolar

El Gobierno ha publicado sus ‘Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a COVID-19 para centros educativos en el ejercicio 2020-21’

El curso ha acabado en Asturias para todos los alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria. Solo los estudiantes de segundo de Bachillerato deben aguantar un poco más; les queda el último esfuerzo, hasta que el próximo martes arranquen las tres jornadas de EBAU. Y justo cuando la mayoría de las familias empiezan el merecido descanso tras meses de tareas escolares y los claustros y equipos directivos se afanan en cerrar este extraño y difícil curso y organizar el próximo, llegan las indicaciones del Ministerio de Eduación.

El Gobierno ya había lanzado unas primeras ideas, que fueron debatidas con las comunidades autónomas, que también han hecho sus aportaciones. Con todo ello, el ministerio, en colaboración con el de Sanidad, ha publicado sus ‘Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a COVID-19 para centros educativos en el curso 2020-21′.

Esto es lo que propone, partiendo de la base de una idea importante: «La falta de evidencia con relación al efecto del cierre de las escuelas de forma aislada obliga a plantearse otro tipo de intervenciones de distanciamiento físico en el contexto de las escuelas que sean menos perjudiciales que el cierre completo de la escuela y que puedan contribuir sustancialmente a mantener el control de la pandemia. Existen autores que consideran que el impacto negativo del cierre de centros educativos supera con creces los posibles beneficios relacionados con la limitación de la transmisión de la infección«.

Objetivos de las medidas

Son básicamente dos. Por un lado, crear entornos escolares saludables y seguros a través de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud adaptadas a cada etapa educativa. Y, por otro, posibilitar la detección precoz de casos y la gestión adecuada de los mismos.

Para ello, cada centro educativo debe tener un Plan de Inicio de Curso y Planes de Contingencia, que prevean todos los escensarios posibles. Se recomienda que cada colegio e instituto tenga una persona de referencia, responsable de todos los aspectos relacionados con la COVID-19. También se plantea la creación de un ‘Equipo COVID-19’, con la participación de la dirección del centro, secretaría, uno o varios miembros del equipo docente, un miembro del servicio de limpieza y representación de las familias y el alumnado.

¿Curso presencial o telemático?

«Se garantizará la asistencia presencial de todo el alumnado. Si fuera preciso priorizar la asistencia de parte del alumnado, por la evolución de la pandemia, se mantendrá la presencialidad en los niveles y etapas inferiores (hasta los 14 años)». Es decir, se apuesta por que Infantil, Primaria y la primera etapa de Secundaria puedan ir a clase todos los días. Para el resto, si fuera necesario, se plantea una enseñanza mixta, presencial y telemática.

Distancia de 1,5 metros

Esa será la norma general, mantener la distancia de 1,5 metros entre personas y puestos escolares y así se deben reorganizar los espacios. Adicionalmente se pueden instalar paneles o mamparas que faciliten la separación entre alumnos.

Grupos de convivencia estable

El Gobierno es muy consciente de que mantener la distancia en los cursos inferiores es muy complicado. Por eso, para Educación Infantil y Primaria (especialmente para primero y segundo), se aconseja organizar los denominados grupos de convivencia estable. «idealmente de 15 alumnos y hasta un máximo de 20 si fuera necesario». Dicho grupo, conjunto con su tutor o tutora, podría relacionarse de manera normal, «socializar y jugar en tre sí sin tener que mantener la distancia interpersonal de forma estricta». Sí deben estar separados y evitar la interacción con otros grupos.

Además, el ministerio deja abierta la posibilidad de que cada comunidad decida el máximo de alumnos de dichos grupos, siempre que cuenten con el visto bueno de las autoridades sanitarias. Eso permitiría mantener las aulas actuales, de hasta 25 alumnos en Infantil y Primaria.

Los grupos ‘burbuja’ ayudarían, además, «al rastreo de contactos rápido y más sencillo si se diera algún caso».

Más actividades al aire libre

Lo dijo la ministra Isabel Celaá y lo mantiene esta guía: hay que priorizar las actividades en espacios al aire libre. Habla de los patios escolares, pero también de parques cercanos, por ejemplo.

Entradas, salidas y desplazamientos

Las entradas y salidas deben ser escalonadas o al menos dando un mayor margen horario para hacerlo. También se pueden arbitrar otras medidas, como señalizar entradas por puertas distintas. El objetivo es evitar aglomeraciones. Además hay que «reducir al mínimo los desplazamientos de grupos de alumnos por el centro, facilitando en lo posible que sean los profesores quienes acudan al aula de referencia».

¿Puede haber reuniones, asambleas y celebraciones?

La norma general será evitar las reuniones, tanto del claustro como con las familias. Hay que priorizar la comunicación por teléfono o correo electrónico y se facilitarán los trámites telemáticos. En cuanto a eventos deportivos o celebraciones del centro a los que vaya a asistir público hay que garantizar la distancia interpersonal y el límite de aforo.

¿Cómo llegar al colegio?

Habrá transporte escolar y en su interior será obligatorio el uso de mascarilla a partir de los 6 años. Pero la guía ministerial aboga por fomentar los traslados a pie o en bicicleta, por lo que insta a los centros a «fomentar rutas seguras a la escuela y aumentar espacios de aparcamiento de bicicleta, en colaboración con los ayuntamientos».

Higiene y mascarillas

Como no podía ser de otra manera habrá que exigir y garantizar una correcta higiene de manos, facilitando agua, jabón, papeleras con pedal, papel y gel hidroalcohólico en todas las dependencias.

En cuanto a las mascarillas, no se usarán en Infantil. En Primaria solo si se está fuera del grupo estable de convivencia y no se guarda la distancia de seguridad. En Secundaria siempre que no se mantenga el metro y medio, pero se la podrán quitar cuando estén sentados en sus sitios.

Para los profesores, en Infantil y Primaria será de uso voluntario cuando estén en su grupo burbuja y obligatoria cuando estén fuera de él y no puedan mantener la distancia. En Secundaria, obligatoria en el mismo caso.

Las mascarillas deberán ser higiénicas.

Limpieza, desinfección y ventilación

Habrá limpieza al menos una vez al día en las instalaciones. En los baños, tres veces. Se tendrá especial cuidadao en los espacios de uso común y superficies como pomos de puertas, teléfonos, perchas… Si hay lugares que se usan por turnos (el comedor, por ejemplo) hay que desinfectarlo y ventilarlo entre un grupo y el siguiente. Si un ordenador se comparte, hay que desinfectarlo después de usarlo. Hay ventilar un mínimo de 5 minutos cada espacio y 10 minutos si ha sido usado. Se hará al iniciar la jornada, entre clases y al finalizar la jornada. Además, siempre que las condiciones lo permitan, se recomienda trabajar con las ventanas abiertas el mayor tiempo posible. Se elimina el uso de los sistemas de recirculación de aire interior.

Además hay que hacer un correcto uso de la gestión de los residuos.

¿Y si un alumno presenta síntomas?

Sigue en vigor la norma de que nadie puede acudir al centro escolar si tiene cualquier síntoma compatible con el coronavirus. Ya en instrucciones anteriores el ministerio instaba a las familias a tomar la temperatura a los estudiantes cada día antes de asistir a clase.

Pero, si una vez en el centro, un alumno o un docente presenta síntomas, debe ser aislado en un espacio destinado para ello (una sala de aislamiento) y ponerse en contacto con el centro de Salud y con la familia. Tanto el estudiante como su cuidador se pondrán mascarillas quirúrgicas. Si los síntomas son graves o hay dificultad respiratoria se debe llamar al 112.

A partir de ahí deberá haber coordianción con Salud Pública para organizar «la gestión adecuada de posibles casos y el estudio y seguimiento de contactos». Salud indicará «las medidas de prevención y control necesarias en cso de brote, incluyendo la posibilidad de cierre transitorio de aulas y/o cenros educativos».

Si el colegio está organizado con grupos de convivencia estable permite un «rastreo de contactos rápido y más sencillo».

Aulas en el comedor y la biblioteca

Cada centro debe valorar sus cirscunstancias y las posibilidades que tiene de ampliar el número de aulas «utilizando espacios como comedores, bibliotecas, salas temáticas, salones de actos, gimnasios…»

También se plantea la «compartimentación» para crear aulas más pequeñas en espacios más grandes. Por ejemplo, dividir con mamparas o paredes correderas el comedor o el gimnasio.

Cuando el centro no tenga de ninguna forma espacios suficientes para reubicar a todo el alumnado, se buscarán equipamientos municipales como «bibliotecas, ludotecas, polideportivos o centros culturales». Esa búsqueda es la que está realizando la Consejería de Educación con los ayuntamientos asturianos.

Comedor escolares

Habrá servicio de comedor, pero quizás en otra ubicación dentro del centro. Se podrán usar las propias aulas para los grupos burbuja. O pueden ir al comedor pero por turnos y sin tener contacto un grupo burbuja con otro. Para los mayores de 10 años habría que disponer el mobiliario de forma que se guarde el metro y medio de distancia.

Flexibilizar horarios

«Tanto para minimizar la presencia de personas de manera simultánea en alguno de los espacios del centro educativo como la reorganización de los grupos, puede ser necesaria una reorganización del horario o una flexibilización del mismo», dice la guía. Habrá que reorganizar la entrada y salida, pero también el tiempo del recreo y del descanso tras el comedor.

Educación Especial

Se establecen unas medidas específicas para estos centros. Entre ellas, organizar entrada y salida de forma que un miembro del personal acompañe a cada alumno a su aula de referencia si no es autónomo. Asignar un aseo por cada uno o dos grupos. Tener un horario y organización para los desplazamientos dentro del centro, para que no coincidan los grupos.

Se recomienda intensificar la higiene de manos con agua y jabón y evitar el uso de geles hidroalcohólicos para los menores que se meten las manos frecuentemente en la boca.

Los cuidadores podrán usar mascarilla higiénica para tener una interacción cercana con los niños, cuando les cogen en brazos y les consuelan, por ejemplo.

A los trabajadores se les aconseja llevar el pelo recogido y no usar anillos, pulseras y colgantes, así como utilizar ropa de trabajo que se lave a diario a alta temperatura.

Ciclo de 0 a 3 años

Para el primer ciclo de Educación Infantil se aplicarán las medidas de Educación Especial, y se añaden algunas. Por ejemplo, en las siestas se deberán separar las colchonetas dos metros e interclar la dirección en la que se colocan los alumnos. Es decir, cabeza y pies en diferente dirección. Las sábanas se cambiarán a diario o cada niño usará las suyas propias y se cambiarán semanalmente. Tras el cambio de pañal se desinfectará el cambiador entre alumnos, o se utilizará un cambiador personal para cada uno de ellos.

Fuente: El Comercio

Por | 2020-06-29T12:31:42+00:00 29/06/2020|Educación|Sin comentarios

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario