El drama de los bares: sin clientes por el coronavirus y sin ingresos.

El drama de los bares: sin clientes por el coronavirus y sin ingresos.

Está siendo muy duro, pero la vida sigue y hay mirar adelante

Esta situación va a ser como empezar desde cero, pero con mucho optimismo y ganas.

Los autónomos también quieren parar, recibir ya una prestación y recomiendan no pagar el alquiler de los locales

Es difícil hacer estimaciones sin saber hasta cuándo se prolongará el confinamiento y cuánto tiempo tendrán los bares y restaurantes la llave echada.

Respecto a los alquileres, solo hay incertidumbres. No se sabe qué ocurrirá, pero se espera que los propietarios puedan «echar una mano» ante la situación de crisis.

«En estos momentos uno está como perdido, no sabemos qué va a pasar ni cómo ni cuándo«.

Hosteleros de Madrid

Peticiones de la hostelería:

La suspensión de los arrendamientos es una de las peticiones de la organización empresarial Hostelería de España para hacer frente a la crisis. 

Moratorias en las hipotecas de los locales, eliminación de la cuota de autónomos y flexibilización de la financiación son otras de las demandas para el estado de alarma.

Hay una clara dificultad de reincorporar al trabajo durante al menos los seis meses posteriores a los empleados afectados por un ERTE, tal como recoge el real decreto del 14 de marzo.

La hostelería reclama ayudas extra ante el coronavirus

Llega el momento de hacer frente a los pagos y muchos empresarios del sector van a tener serias dificultades.

La hostelería es un gremio que funciona más o menos al día. Al no tener ingresos ya hay problemas. Con los impuestos, hipotecas, alquileres… es imposible.

«El Gobierno debería hacer un paréntesis y pararlo todo hasta que se pueda volver a poner la maquinaria en marcha»

Cuando acabe el estado de alarma, la clientela va a poder entrar muy poco a poco, guardando las distancias. Volverán los empleados y sobrará el 80%. Habrá que echarlos y no va a haber dinero para indemnizarlos.

El futuro será «duro», la recuperación es posible si hay colaboración y todos ponen «su granito de arena«.

La situación ahora es de derrota

El futuro inmediato se ve en la hostelería «muy difícil», pero se cree en la recuperación a medio y largo plazo.

La crisis va a suponer un «punto y aparte» y la sociedad va a cambiar «muchas cosas» para resurgir con más fuerza.

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario