El coronavirus golpea fuerte a la ganadería española

El coronavirus golpea fuerte a la ganadería española

Las medidas adoptadas para frenar el avance del coronavirus han golpeado con fuerza a los ganaderos de nuestro país que cuidan a unos animales que después serán malvendidos o, en el peor de los casos, ni siquiera encontrarán comprador.

El cierre de restaurantes y establecimientos hosteleros les sitúa en una posición delicada: carnes como el cordero, el lechazo, el cochinillo o el vacuno más selecto, han sufrido una notable caída en la demanda que, a su vez, ha contagiado a los precios.

Los productores no pueden parar.

Su actividad es esencial para la sociedad. Son el primer eslabón de la cadena, el que alimenta España y resiste para que las estanterías de los supermercados sigan llenas.

La ganadería necesita ayuda para sobrevir a la pandemia.
La ganadería necesita ayuda para sobrevir a la pandemia.

El problema crece por el momento del año en el que nos encontramos, en Semana Santa y con las comuniones, bautizos y bodas de mayo a la vuelta de la esquina.

La falta de mercado ha hecho incluso que algunos productores estén recurriendo a familiares y amigos para colocar sus materias primas.

«Un lechazo vivo se tendría que estar vendiendo sobre 45 euros y ahora estamos en 25 euros en el mejor de los casos y, encima, casi dando gracias de que te lo recojan»

Caída de precios

En el sector del vacuno, mientras que la demanda de leche se mantiene estable, la de carne se ha desplomado en torno al 40%, según apunta Octavio Gonzalo, presidente del vacuno de carne de Cooperativas Agroalimentarias de España.

El porcino, atraviesa su particular crisis, sobre todo, en el ibérico, muy enfocado a la restauración.

Los precios se han desplomado entre el 30-40% como consecuencia del estado de alarma, lo que les sitúa por debajo de los costes de producción.

La situación para el sector ibérico, pensando en el futuro, va a ser de desastre total y absoluto.

Medidas del MAPA

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) tramitará, con carácter de urgencia, un real decreto que incluye medidas de apoyo directo para los sectores del ovino y del caprino

Organizaciones agrarias como Asaja de Castilla y León han pedido que las dotaciones se destinen «únicamente» y de manera directa a los ganaderos así como que se eleve el número de animales.

El mensaje de los productores es unánime: «Nosotros no teletrabajamos, seguimos atendiendo al ganado. Apoyarnos es tan fácil como comprar productos de origen español».

Fuente de ABC

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario