El coronavirus pone el cierre a todos los cines de Madrid y los Yelmo en el resto de España

El coronavirus pone el cierre a todos los cines de Madrid y los Yelmo en el resto de España

La Comunidad de Madrid cierra todos de los cines de la región, para frenar el contagio de coronavirus.

En España los cines Yelmo han echado el cierre. Es la empresa líder del sector con más de 500 pantallas y 50 complejos distribuidos por toda España. Su cierre supone, sobre las 3.000 pantallas totales, casi un 20%. Si se cuentan butacas, el porcentaje asciende notablemente.

Pese al esfuerzo de los exhibidores españoles por mantener las salas abiertas con todo tipo de garantías sanitarias e higiénicas, la noticia del cierre de uno de ellos, el más grande, no ha tardado. 

«Hemos permanecido en constante contacto con los organismos públicos para contribuir a evitar la proliferación del coronavirus desde el primer momento. Sin embargo, ante esta situación de pandemia y en un ejercicio de responsabilidad social, nos hemos visto obligados por causa de fuerza mayor de cerrar al púbico las líneas de negocio de Cine Yelmo. Volveremos a ofrecer nuestros servicios en cuanto la situación vuelva a normalizarse. Por el momento, nuestra prioridad es garantizar la salud y protección de las personas, tanto de clientes como de empleados».

Fernando Évole, portavoz de Yelmo.

Por otro lado, el Festival Internacional de Cinema de Barcelona, que es la plataforma ideada por la distribuidora y productora A contracorriente para publicitar sus estrenos, ha pasado a mediados de junio. El Festival de Cine por Mujeres se mudara también a unas fechas parecidas.

A la vez, la Federación de Exhibidores (FECE) intentó mantener la calma con un comunicado.  En este último, las salas se comprometían a limitar el aforo a un tercio, a cerrar las que superaran las 1.000 butacas y a espaciar tanto las sesiones como los asientos ocupados a la venta. Todas ellas medidas razonables que intentaban compadecerse con el aumento tanto de la alarma como de las cancelaciones. «Nosotros no podemos hablar por todo el sector. Cada empresa toma sus propias decisiones«.

Todos los implicados, cines, distribuidores y exhibidores, confían en rehacerse en junio, no antes. Pero, todos dan por perdido lo perdido. «Habrá un efecto acumulación que es imposible de remediar. Por un lado, habrá muchas películas independientes compitiendo entre sí y, por otro, los grandes estudios ocuparán muchas salas. Seremos más a competir por menos espacios».

EL Presidente de la Asociación de Distribuidores Independientes.

Por muchas ganas que entren de ir al cine en cuanto acabe todo esto, es imposible pensar o imaginar una recuperación. «Nos conformaríamos», mantiene un portavoz de FECE, «con que no se pierda el hábito y, por culpa del encierro, la gente abandone el gusto por salir. Téngase en cuenta que antes de la crisis las cifras eran muy buenas con un aumento del 4% sobre el mismo periodo del año anterior.

Información vía La Vanguardia

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario