Aumenta la demanda de casas con terraza

Aumenta la demanda de casas con terraza

Tras más de cuarenta días de encierro, las casas han dejado de ser esos lugares a donde íbamos a pasar algunas horas del día y la noche, ahora aumenta la demanda de casas con terraza.

Ahora priorizamos aspectos hasta ahora olvidados en las futuras decisiones de compra o alquiler. Un cambio de tendencia que ya empieza a constatar el sector inmobiliario.

Tenemos viviendas pensadas para nuestros padres y abuelos, diseñadas para funcionamientos de una sociedad que ya eran distintos antes del Covid-19.

Permanecer en casa nos está haciendo poner la atención en cuestiones como si entra la luz de forma suficiente o no, si hay ventilación cruzada y se está dando valor a tener espacios como balcones, terrazas o galerías.

Acostumbrados a estar más tiempo fuera de casa, hemos prestado menos atención al confort y a los espacios interiores. A ello suma la consideración de la vivienda más como una inversión que como bien de uso.

Balcones y terrazas se han convertido en espacios cotizados estos días. Las fachadas de los edificios de principios de siglo incorporaban por norma un pequeño balcón.

En los años 60 y 70 los edificios se construyeron con terrazas. Pero más tarde, en los 80 y los 90, comenzaron a cerrarse para ganar espacio.

Después, en la mayoría de edificios los espacios exteriores suponían entre un 10% y un 20%, presentes solo en bajos y áticos, ahora haya una mayor demanda de casas con balcón, viviendas con terraza.

Ahora necesitamos nuevas viviendas con distribución flexible: espacios adaptables donde trabajar, jugar, convivir…Espacios dignos en tamaño, iluminación, ventilación, confort térmico y zonas exteriores

Si se prolonga esta situación, el teletrabajo será clave. Ya se nota en las inmobiliarias, un aumento de peticiones de inmuebles en poblaciones cercanas o alejadas del centro de la ciudad.

El confinamiento ha puesto a prueba nuestras viviendas: su adaptabilidad para alojar nuevas actividades y permitir su convivencia con las habituales en un mismo espacio. Ahora, las necesidades han cambiado.

Espacio digno en tamaño, orientación, zonas exteriores, ventilación, iluminación, confort térmico y flexibilidad para adaptarse a estados temporales; todos los aspectos que definen una vivienda sostenible.

Fuente: ABC

Sobre el Autor:

José Pedro Martín Escolar
Licenciado en Derecho, Máster en Asesoría Fiscal y Abogado colegiado. Más de 15 años de experiencia en la dirección de Despachos Profesionales. Inversor en startups tecnológicas y fundador de Rosetta Advisor y del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Deja tu comentario